Turismo : Argentina : vuelos, hoteles, restaurantes, gastronomica

+
» Hispavista Turismo > Países del mundo > Argentina

Suscríbete gratis al boletín de HispaVista viajes

Busca en Páginas amarillas
Guía de actividades
Actividad:

Empresa

Provincia

Código postal

Localidad

Países del mundo

Argentina

Argentina

Argentina, república federal, está situada en el Cono Sur de Sudamérica, limitando al norte con Bolivia, Paraguay y Brasil, al este con Brasil, Uruguay y el océano Atlántico, al sur con Chile y el océano Atlántico y al oeste con Chile. Este país ocupa la mayor parte de la porción meridionaldel continente sudamericano y tiene una forma aproximadamente triangular, con la base en el norte y el vértice en cabo Vírgenes.

Buscar más sobre Argentina

Nombre oficial

República Argentina

Idiomas

Español

Capital

Buenos Aires

Moneda

Peso argentino

Extensión

2.791.810 kilómetros cuadrados

Electricidad

220-240 voltios

Población

37.031.802 habitantes

Uso horario

GMT-3


Argentina engloba parte del territorio de Tierra del Fuego, que comprende la mitad oriental de la Isla Grande y una serie de islas adyacentes situadas al este, entre ellas la Isla de los Estados. Su capital y mayor ciudad es Buenos Aires.

Datos generales

Climatología

Predomina el clima templado en la mayor parte del país, a excepción de una pequeña zona tropical en el noreste y de la región subtropical del Chaco en el norte. En los alrededores de Buenos Aires, la temperatura anual suele alcanzar los 16º.
Las precipitaciones en Argentina varían según lasregiones. En el noreste se suelen registrar más de 1.520 milímetros, pero las condiciones gradualmente se van haciendo semiáridas hacia el sur y en el oeste.
En verano, de diciembre a febrero, dominan las temperaturas suaves y los días largos. En invierno, de junio a septiembre, al norte y al noroeste del país, las lluvias son menos frecuentes y las temperaturas tropicales caen algunos grados. En primavera y otoño, el calor y la humedad son menos asfixiantes.

Geografía

Este país se estructura a través de la cordillera de los Andes, que lo recorre de norte a sur y sirve de frontera natural con Chile. En ella se encuentra también su punto más alto, el Aconcagua. Este pico, de 6.959 metros, es también el de mayor altura del continente americano. La cordillera delos Andes alberga desde áridos y desérticos altiplanos hasta verdes valles, y desemboca en la región de lagos y bosques de la Patagonia.
Argentina cuenta con importantes y caudalosos ríos que recorren sobretodo el norte del país, como el Paraná o el Uruguay, que confluyen dando lugar al Río de la Plata. El Iguazú alberga las espectaculares cataratas de su mismo nombre. En el resto del país predominan las llanuras. En la zona norte son frondosas, como la del Chaco, los ríos Paraná y Uruguay y la selva subtropical, pero en la zona sur el paisaje se vuelve más seco. Es en esta parte donde destacan regiones como la Pampa, con explotaciones agrícolas y ganaderas, y la Patagonia, próxima al continente antártico, por ello presenta espesos bosques y glaciares con pingüinos y focas.

Sociedad

Aproximadamente el 85 por ciento de la sociedad es descendiente de europeos, el resto la componen mestizos o indios americanos.

Religión

En Argentina más del 92 por ciento de los habitantes son católicos. También se practica el judaísmo, el protestantismo y otras religiones cristianas y no cristianas. Muchas sectas y confesiones están prohibidas. Hasta que se reformó la Constitución en 1994, fue requisito indispensable que el presidente y el vicepresidente fueran católicos.

Economía

La economía argentina se fundamenta tradicionalmente en la producción ganadera y agrícola, pero los sectores industrial, pesquero, minero y de servicios han registrado un marcado crecimiento en las últimas décadas. Este país es uno de los principales productores de carne, cereales y aceite del mundo. En la actividad industrial, las principales empresas son las de alimentos y bebidas, las metalúrgicas, automotrices, de refinado de petróleo, textiles y cemento. El producto interior bruto (PIB) para 2000 fue de unos 284.960 millones de dólares, según cifras del Banco Mundial.

Capital

Buenos Aires es la capital y ciudad más populosa de Argentina. Se encuentra sobre la margen occidental del Río de la Plata. Su extensión es de 200 kilómetros cuadrados, llegando hasta los 3.880 kilómetros cuadrados si se tiene en cuenta el área metropolitana. Su clima es templado y húmedo por la influencia oceánica. Esta ciudad constituye el principal foco migratorio del país, algo que se debe a su estratégica ubicación, que la convierte en punto central de comunicaciones ferroviarias, viales, portuarias y aéreas, y a su papel de capital de la República, por lo que alberga las sedes de los edificios de la administración y desarrolla una importante actividad comercial, financiera y cultural.

Gobierno

El gobierno argentino es representativo, federal y republicano, según la Constitución de 1853. El presidente cuenta con la ayuda del Gabinete de
Ministros para desempeñar la función ejecutiva. El poder legislativo recae en el Congreso Nacional, de carácter bicameral, formado por Senado y Cámara de Diputados. Tras varios golpes militares y la consiguiente abolición de la Constitución de 1853, el retorno de la democracia en 1983 condujo definitivamente a la consolidación de dicha constitución, que sería reformada en 1994.
La organización del poder legislativo en Argentina es similar a la de Estados Unidos. El Congreso Nacional está formado por una cámara baja, representada por 257 Diputados, y por una cámara alta, el Senado, formado por 72 miembros. Los diputados son elegidos directamente para periodos de cuatro años y cada dos años se renueva la mitad de la Cámara. Los senadores son nombrados directa y conjuntamente para un mandato de seis años, una tercera parte se renueva cada dos años y son reelegibles de manera indefinida. Todos los ciudadanos mayores de 18 años tienen derecho al voto. La representación proporcional en las elecciones nacionales se instauró en 1962.
Respecto al poder judicial, los juzgados federales incluyen la Corte Suprema, 17 tribunales de apelación y varios juzgados de distrito y territoriales en el ámbito local. A nivel provincial la organización es similar.
Referente al Gobierno local, según la Constitución, las provincias argentinas eligen a sus propios gobernadores, vicegobernadores y cámaras legislativas.

Historia

La corte castellana envió a Juan Díaz de Solís en 1515 a explorar la costa sudamericana. Solís bordeó el litoral de lo que en la actualidad es Brasil y entró en el Río de la Plata el 20 de enero de 1516, reconociendo la isla de Martín García y la bahía de Montevideo. Su muerte, en una emboscada que le tendieron los indígenas en la costa norte del río, zona que llamó mar Dulce, interrumpió la expedición. Sebastiano Caboto, navegante italiano al servicio de España, penetró en el Río de la Plata en abril de 1527, exploró el río Uruguay y remontó el Paraná, levantando cerca de la desembocadura del Carcarañá el fuerte de Sancti Spiritus, primer asiento europeo en el Plata. Descubrió luego los ríos Pilcomayo y Paraguay. Caboto, durante su estancia, obtuvo plata de los nativos, metal que pronto sirvió para denominar la cuenca de estos ríos y a la mayor parte de las regiones circundantes.
En 1534 Mendoza pidió a Carlos V que le concediera una 'Jornada a Indias' a su costo. Así, en febrero de 1536, Mendoza fundó a orillas del Riachuelo el fuerte de Santa María del Buen Aire, más tarde conocido como Buenos Aires. Sin embargo, la falta de alimentos y la hostilidad de los nativos provocó que los conquistadores abandonaran el lugar años después.
En 1537, uno de los lugartenientes de Mendoza, Juan Salazar de Espinosa, fundó Asunción (hoy capital de Paraguay), que fue el primer asentamiento permanente en la cuenca del Río de la Plata. Desde su base en Asunción, los españoles fueron paulatinamente dominando todo el territorio situado entre los ríos Paraná y Paraguay. Mientras, las favorables condiciones naturales hicieron que los pequeños rebaños de ganado traídos desde España se multiplicaran y extendieran por la Pampa, creando una situación apta para una economía agrícola estable.
En 1553, Santiago del Estero, el primer asentamiento permanente de lo que hoy es territorio argentino, fue fundado por colonizadores españoles procedentes de Perú. En 1573 se fundaron Córdoba y Santa Fe, y en 1580 Juan de Garay inició la segunday definitiva fundación de Buenos Aires.
En 1620, toda la región del Río de la Plata quedó bajo el control administrativo del virreinato del Perú. Debido a la restrictiva política comercial del gobierno español, la colonización de la región fue lenta durante el siglo siguiente. Buenos Aires, centro de importación, fue creciendo y a mediados del siglo XVIII su población se acercaba a los 20.000 habitantes. En 1776, el territorio que actualmente ocupan Argentina, Bolivia, Paraguay y Uruguay fue separado de Perú para crear el virreinato del Río de la Plata. Desde un punto de vista institucional, el hecho más importante fue la designación de Pedro Antonio de Cevallos como virrey del Río de la Plata. La Corte española se decidió por Buenos Aires como capital del virreinato, entre otras cosas por su fácil acceso a España a través de la navegación atlántica. Aunque, si bien Buenos Aires fue la capital, otras ciudades importantes tuvieron jurisdicción propia.

En 1806 Buenos Aires fue atacada por una flota británica al mando del almirante Home Riggs Popham. Cuando el 25 de junio de 1806 los ingleses desembarcaron en la costa de Quilmes, el virrey, Rafael de Sobremonte, optó por retirarse al interior dejando la capital en manos del invasor, delegando el mando político en la Audiencia, y llevándose las cajas reales. Esto originó su ruina política y una crisis profunda de la autoridad virreinal. Los invasores ocuparon la ciudad, pero fueron expulsados por una milicia popular. La nueva fuerza expedicionaria que el gobierno británico envió a Buenos Aires fue forzada a rendirse en 1807. La expulsión de los ingleses fue posible por el entusiasmo del pueblo guiado por Santiago Liniers y Bremond, nombrado virrey por Buenos Aires después de deponer aRafael de Sobremonte.
Tras esto, los miembros de la colonia, los criollos, que habían comprobado su capacidad de combate y la ineficacia de las autoridades españolas, decidieron participar de forma activa en el movimiento independentista que empezó a extenderse por los territorios de Sudamérica bajo soberanía española.
Entre 1810 y 1815 se sucedieron varios gobiernos: Primera Junta, Junta Grande, Primer Triunvirato y Segundo Triunvirato, todos ellos tenían con sede en Buenos Aires y que asumieron las mismas funciones del virrey. Se enviaron expediciones al Alto Perú y a Paraguay para que estos territorios se adhirieran a la nueva forma de gobierno, pero al estar dominados por los españoles, optaron por permanecer separados. En 1814, Fernando VII volvió a ocupar el trono de España. Fue necesaria la declaración oficial de independencia, que se proclamó en 1816 en el Congreso de Tucumán. Tras varios años de inestabilidad y de intentos frustrados de unificación, se elaboró la Constitución de 1853, a la cual Buenos Aires se opuso en un principio.
Siguió predominando el caos en Argentina hasta que Roca fue elegido presidente de la Nación, lo que dio lugar al inicio de una etapa de gran progreso económico, institucional y educativo, integrándose el país al comercio mundial y convirtiéndose en una de las principales naciones exportadoras de materias primas del mundo. Pero a pesar de los adelantos de Argentina, la clase media y los sectores populares quedaron postergados durante muchos años, lo que provocó el estallido de numerosos levantamientos de diversa índole.

Durante los primeros años del siglo XX, creció la inmigración de un gran número de europeos, que fue promovida por los gobernantes argentinos. El sufragio no era universal y las elecciones eran fraudulentas, por lo que el presidente del país era elegido por un sector elitista. Esto cambió cuando, en 1912 y gracias al impulso dado por el presidente Roque Sáenz Peña, se promulgó la Ley Sáenz Peña por la que el voto pasó a ser secreto y obligatorio para toda la población masculina. Bajo el marco de esta nueva ley, en 1916 fue elegido presidente Hipólito Yrigoyen, representante de la clase media y candidato por la Unión Cívica Radical.
Durante el gobierno de Yrigoyen y de su sucesor, Marcelo Torcuato de Alvear, el país se mantuvo neutral durante la I Guerra Mundial, lo que lo convirtió en una de las naciones más ricas del mundo. La crisis económica mundial que estalló en 1929 tuvo serias repercusiones en Argentina. El desempleo y otras dificultades provocaron una profunda inquietud social y política que llevó a que en septiembre de 1930, los conservadores, aliados con los militares y dirigidos por José Félix Uriburu, dieran un golpe militar que interrumpió, por primera vez desde 1853, la continuidad constitucional argentina, poniendo a la oligarquía nuevamente en el poder.
Este período se caracterizó por el fraude electoral y la corrupción. Las condiciones económicas mejoraron durante el mandato del general Agustín Pedro Justo, aunque se intensificó la agitación política, que culminó con fallidas rebeliones de la Unión Cívica Radical en 1933 y 1934. Al estallar la II Guerra Mundial, se decidió mantener la posición neutral que Argentina había tomado durante la Gran Guerra.
En marzo de 1949, la Asamblea Constituyente promulgó una nueva Constitución que permitió la reelección de Perón para un segundo mandato consecutivo e incluyó novedosos artículos relacionados con los derechos de los trabajadores. Aprovechando la nueva ley fundamental, el Partido Justicialista designó candidato a Perón para los comicios de 1952. Poco a poco, fueron creciendo las críticas contra el régimen por parte de los partidos y la prensa de oposición, pero esto no impidió el triunfo peronista.
El 16 de junio de 1955, elementos disidentes de la Armada argentina y de la Fuerza Aérea protagonizaron una rebelión en Buenos Aires. Pero el levantamiento fue pronto sofocado. En las semanas siguientes aumentó la tensión a medida que distintas facciones dentro del gobierno y de las Fuerzas Armadas tomaban posiciones. En un discurso pronunciado a fines de agosto, Perón, refiriéndose al asesinato de unos peronistas, dijo que por cada peronista que cayera, caerían cinco miembros de la oposición.
Finalmente, el 16 de septiembre, grupos insurgentes de los tres ejércitos lanzaron una rebelión concertada, llamada la 'Revolución Libertadora', una serie de enfrentamientos que duraron tres días y en los que murieron unas 4.000 personas, lo que provocó la dimisión de Perón y su huida y refugio en una cañonera paraguaya anclada en el puerto de Buenos Aires. El 20 de septiembre, el líder de los insurgentes, el general de división Eduardo Lonardi, asumió la presidencia provisional, prometiendo restablecer la democracia. Ante esto Perón optó por el exilio. Se sucedieron entonces varios gobiernos provisionales. Años más tarde Perón volvería a la escena política y, como él, sucesivos presidentes más, que no lograron dar suficiente estabilidad al país.
Argentina tuvo que esperar hasta diciembre de 1993 para reestablecerse, fue en ese momento cuando el Presidente Menem alcanzó un acuerdo con su predecesor en el cargo para modificar la Constitución, reduciendo el mandato presidencial de seis a cuatro años y permitiendo la reelección presidencial, además de una serie de cambios de actualización de la Carta Magna que permanecía casi inalterada desde 1853. En las elecciones convocadas para la Asamblea Constituyente, el Partido Justicialista obtuvo la mayoría, y en 1995 Menem fue reelegido presidente, debido al mantenimiento de las buenas cifras macroeconómicas.
Las elecciones celebradas a finales de octubre de 1997 para la renovación parcial de la Cámara de Diputados, así como de los 60 legisladores de la ciudad de Buenos Aires y los más de 6.000 cargos provinciales y municipales, confirmaron el ascenso de la coalición de centro-izquierda Alianza por el Trabajo, la Educación y la Justicia, integrada por la Unión Cívica Radical (UCR) y el Frente para un País Solidario en la Capital Federal, en la provincia de Buenos Aires y en buena parte del país. En el origen de este avance estuvo en el elevado índice de desempleo y el intento gubernamental de reformar la legislación laboral.
El 10 de diciembre siguiente, De la Rúa sustituyó en la presidencia de la República a Menem. Durante 2000, su primer año de mandato, tuvo que afrontar una doble crisis, política y socio-económica. En 2001 la crisis económica derivó en institucional. Tras dimitir el ministro de Economía, José Luis Machinea, De la Rúa reorganizó su gabinete y Ricardo López Murphy, hasta entonces ministro de Defensa, pasó a desempeñar la cartera de Economía. Este anunció un plan de ajuste que implicaba un importante recorte del gasto público, lo que motivó el descontento social y la dimisión de los ministros del Frepaso e incluso de algunos de la UCR.
La crisis económica y la política aplicada desde el ejecutivo fueron determinantes en los resultados de las elecciones legislativas del 14 de octubre de 2001 (en las que los ciudadanos renovaron 127 escaños de la Cámara de Diputados y designaron a los 72 integrantes del Senado). En estos comicios, marcados por los altos índices de abstención, votos nulos y en blanco, la Alianza sufrió un fuerte retroceso, mientras que el Partido Justicialista se convirtió en el grupo con mayor representación parlamentaria (con 40 senadores y 116 diputados). De la Rúa afrontó así el difícil reto de tener que gobernar con ambas cámaras del Congreso Nacional dominadas por la oposición. En diciembre de 2001 el Estado se encontraba en una situación cercana a la suspensión de pagos y los créditos del FMI se vieron comprometidos. El día 3 de dicho mes, el gobierno limitó a 250 pesos la cantidad que los ciudadanos podrían retirar de sus cuentas cada semana. Fue la primera de una serie de impopulares medidas tendentes a restringir la disposición de efectivo de los argentinos y a limitar los pagos públicos (pensiones y salarios funcionariales resultaron aplazados).
Todo ello generó el pánico de la población y, a la postre, el estallido social. El día 13 tuvo lugar una huelga general convocada por la CGT, y seis después miles de personas hacían patentes sus protestas en las calles de todo el país. De la Rúa decretó el estado de sitio, lo derogó el día 20 y, ante la negativa peronista a formar un gobierno de unidad nacional, dimitió. Fue sucedido interinamente por el presidente del Senado, Ramón Puerta, hasta que el día 21 el Congreso otorgó la jefatura del Estado al peronista Adolfo Rodríguez Saá. Éste anunció la momentánea suspensión de pagos de la deuda externa y la entrada en circulación de una nueva moneda, el 'argentino', respaldada por el conjunto de bienes inmuebles estatales. Diferencias surgidas con algunos gobernadores provinciales de su propio partido motivaron que Rodríguez Saá dimitiera el 30 de diciembre. Le sustituyó durante horas el presidente de la cámara baja, Eduardo Camaño (Puerta renunció al desempeño de una segunda interinidad), y el 2 de enero de 2002, designado por el Congreso, el también justicialista Eduardo Duhalde juró el cargo de presidente de la República. Pocos días después de su acceso al poder, el nuevo primer mandatario dispuso la devaluación del peso para hacer frente a la crisis económica.

Arte

La literatura argentina, con raíces españolas en sus orígenes, fue nacionalista en el siglo XIX. El poema 'Fausto' (1866) de Estanislao del Campo es la versión gauchesca de la leyenda de Fausto. 'Martín Fierro' (1872) de José Hernández, es un poema narrativo de la vida de un gaucho, y es considerada como la epopeya nacional argentina. Por último, el ensayo sociológico 'Facundo' (1845), de Domingo Faustino Sarmiento, es un estudio que detalla la vida rural de la Pampa y que contribuyó a modelar el carácter nacional.
La literatura del siglo XX ha producido magníficas obras como lacelebrada 'Don Segundo Sombra' (1926), de Ricardo Güiraldes. Destacan también otros escritores argentinos de talla internacional como Julio Cortázar y su obra 'Rayuela' (1963), 'El beso de la mujer araña' (1976), de Manuel Puig, y las historias llenas de fantasía de Ernesto Sábato, Eduardo Mallea (novelista existencialista) y Jorge Luis Borges. El poeta más conocido es Leopoldo Lugones, quien fomentó el naturalismo y el simbolismo. Actualmente, el escritor más representativo es Adolfo Bioy Casares.
Respecto a la pintura, en el siglo XIX dominaron los temas gauchescos y las escenas dela vida urbana. En ese tiempo destacó Prilidiano Pueyrredón. Entre los pintores del siglo XX destaca Benito Quinquela Martín, pintor de la vida del puerto de Buenos Aires, el realista Cesáreo Bernaldo de Quirós, el cubista Emilio Pettoruti y Raúl Soldi. Cabe mencionar también las obras del escultor Rogelio Yrurtia.
Pero si Argentina ha destacado siempre por algo ha sido por su música, su arte más universal. La música tradicional argentina son las canciones y bailes gauchescos, donde destaca Jorge Cafrune, autor de canciones de protesta. También podemos mentar la música nativa de las provincias del norte, las influencias europeas y, en menor medida, la música africana. El tango, que se desarrolló en Buenos Aires y se convirtió en el baile de salón favorito mundialmente, es la contribución argentina más famosa a la música moderna. En música clásica destacan tres hermanos, Juan José, José María, y Washington Castro, todos ellos directores y compositores. El más conocido de los compositores argentinos fue el fundador del conservatorio de Buenos Aires, Alberto Williams. Alberto Ginastera es conocido por su música sinfónica para piano, ballet y ópera, en todo el mundo. En el ballet es muy notoria la figura de Julio Bocca, cuyas virtudes han traspasado fronteras.

Otros viajes a países del mundo

Letonia

Letonia

Letonia ofrece hermosos parajes naturales, ya que cuenta con más de 200 espacios protegidos por los que pasear para contemplar su variada vida de flora y fauna. Además, Letonia...

Tonga

Tonga

El Reino de Tonga es un pequeño país ubicado al este de Australia y al noreste de Nueva Zelanda, al sur del Océano...

Lesoto

Lesoto

Lesotho es un impresionante país, situado en Sudáfrica, que destaca por sus bellos paisajes de montaña y porque ofrece al viajero la posibilidad de vivir unas vacaciones de...

El tiempo

El tiempo

Información del tiempo, pronostico, temperatura... de ciudades españolas y extranjeras.

Callejero

Callejero

Los mapas del Callejero HispaVista son la mejor solución para hallar todas las calles, polígonos, hostales, etc.

Busca fácilmente y con rapidez en el mapa de todas las provincias y ciudades de España. Puedes buscar en un mapa de provincia, un mapa de localidad, etc. Este callejero te permite, por ejemplo, encontrar hostales en Madrid o una calle determinada mediante un mapa completo de cada población.

Consulta también Páginas Amarillas para ayudarte en tus búsquedas.

Política de cookies |