Turismo : Turquía : vuelos, hoteles, restaurantes, gastronomica

+
» Hispavista Turismo > Países del mundo > Turquía

Suscríbete gratis al boletín de HispaVista viajes

Busca en Páginas amarillas
Guía de actividades
Actividad:

Empresa

Provincia

Código postal

Localidad

Países del mundo

Turquía

Turquía

Turquía es un fascinante país que enamorará a los viajeros. La mezcla de culturas late en el país y se puede palpar en los diferentes monumentos, palacios, templos y museos que abundan en el país y que impresionarán a los visitantes.

Buscar más sobre Turquía

Nombre oficial

República de Turquía

Idiomas

Turco

Capital

Ankara

Moneda

Nueva lira turca

Extensión

779.452 kilómetros cuadrados

Electricidad

220 voltios

Población

71.158.647 habitantes

Uso horario

GMT-2. Tres horas menos que en España.


Turquía cuenta además con un inigualable entorno natural en el que abundan los lagos de agua cristalina, extensos bosques, idílicas playas, altas montañas coronadas de nieve y áreas semidesérticas que convierten al país en un destino muy atractivo. El país de los sueños, de la danza del vientre, de los famosos baños turcos y de las bellas mezquitas encandilará a todo aquel que se decida a visitarlo.

Datos generales

Climatología

Las costas del Mediterráneo y del Egeo forman una amplia región de Turquía, sus veranos son cálidos y los inviernos lluviosos. Estambul tiene una temperatura media que oscila entre los 3 y los 9°C en enero y los 19 y los 28°C en julio. La meseta de Anatolia, en la que se ubica Ankara, tiene una temperatura media anual de 12°C, que oscila entre los -3°C y los 4°C en enero y los 15 y los 30°C en julio.

Geografía

Turquía se encuentra en el sureste de Europa, aunque pertenece al suroeste de Asia. Limita al noroeste con Bulgaria y Grecia, al norte con el mar Negro, al noreste con Georgia y Armenia, al este con Irán, al sur con Irak, Siria y el mar Mediterráneo, y al oeste con el mar Egeo. Su capital es Ankara.

Sociedad

La población del país es de 68.109.469 habitantes, con una densidad de 87 habitantes por kilómetro cuadrado. El 66 por ciento de la población vive en las zonas urbanas, y la mayor concentración de población está en Estambul y en las regiones costeras.
Los turcos son muy religiosos y amables con los turistas, ya que son conscientes de que aportan ingresos al país. Los baños turcos y la danza del vientre son dos tradiciones turcas que los turistas podrán disfrutar y practicar en el país.

Religión

El 99 por ciento de la población es musulmana, principalmente suní. Los cristianos suponen menos de 0,1 por ciento del total de la población y la comunidad judía cuenta con unos 20.000 miembros.

Economía

La productividad agraria del país es baja pero sus principales cultivos son el té, cereales, principalmente trigo, hortalizas, fruta y legumbres. Destacan, además del trigo, la cebada, el maíz, la remolacha azucarera, los tomates, melones, uvas, manzanas, cebollas, berenjenas, nueces, coles, patatas, centeno, avena, algodón, tabaco, aceitunas y cítricos. Entre los productos industriales destacan los alimentos, textiles, hierro y acero, productos químicos, cemento, automóviles, papel y cigarrillos. Estambul, Izmir y Bursa son los principales centros fabriles.
Tal vez a causa de estos problemas, las inversiones extranjeras directas en Turquía se mantuvieron relativamente bajas (menos de mil millones de dólares estadounidenses al año). A finales del año 2000 y comienzos del 2001, un creciente déficit comercial y serias inestabilidades en el sector bancario hundieron la economía en una crisis, la cual forzó a Ankara a flotar la lira y empujar el país hacia una recesión. Los resultados hacia el 2002 fueron positivos, en parte gracias al apoyo económico del FMI. Los préstamos del Fondo Monetario Internacional destinados a ambiciosos planes de reformas económicos, permitieron a Turquía estabilizar las tasas de interés así como su divisa. En 2002 y 2003, las reformas comenzaron a mostrar resultados. A excepción de un período agitado del mercado, previo a la guerra de Irak, la inflación y las tasas de interés han bajado considerablemente, la divisa se ha estabilizado, y la confianza ha vuelto. La economía de Turquía creció un promedio del 7.5 % por año a partir de 2002 y hasta 2005, una de las tasas sostenidas más elevadas de crecimiento del mundo, rivalizando con países como China e India. La inflación y las tasas de interés han bajado ostensiblemente, la divisa se ha estabilizado (a pesar del alza de la paridad euro-lira turca desde abril de 2006), la deuda pública ha disminuido a niveles más soportables, y el negocio y la confianza de consumidor han regresado. Al mismo tiempo, su economía en auge y las grandes afluencias de inversión han contribuido a un déficit de la cuenta corriente creciente en la república de Turquía. Aunque las vulnerabilidades económicas de Turquía hayan sido enormemente reducidas, la economía todavía podría afrontar problemas, como en caso de que haya un cambio repentino del sentimiento del inversionista, que conduzca a una caída aguda en los tipos de cambio. La realización continua de reformas, incluso la política fiscal apretada, es esencial para sostener el crecimiento y la estabilidad.

Capital

Ankara es desde 1923 la capital de la República, pero ya en el siglo III a. de C. fue la capital de los gálatas. Es una ciudad muy moderna, en la que se encuentran casi todos los edificios civiles del país, el gobierno, las embajadas, etc. El edificio más impresionante es el Museo de las Civilizaciones Anatólicas, donde el viajero encontrará muestras y exposiciones de la antigua Turquía, aunque también merece una visita especial el Mausoleo de Atatürk y las ruinas romanas como los famosos baños, el Templo de Augusto y la Columna de Juliano.

Gobierno

El sistema político del país es una república parlamentaria. El presidente se elige cada siete años, y el Legislativo, la Gran Asamblea Nacional de Turquía, cada cinco años. La Asamblea, de la que surge el Primer Ministro, cuenta con 550 escaños.

Historia

La primera civilización importante que ocupó Anatolia fue la de los hititas, sobre el año 1200 a. de C., una civilización que fue destruída por las invasiones de los 'pueblos del mar', como los frigios, que arrasaron Asia Menor, Siria y Troya.
La hegemonía de los frigios acabó a manos de los cimerios, un pueblo nómada que se instaló al oeste de Asia Menor. Más tarde los lidios fundaron un reino en las costas del Egeo cuya capital fue Sardes. Este reino fue ocupado por los persas bajo Ciro II el Grande. Después ocuparon parte del territorio el Imperio persa, los griegos, los macedonios, bajo el mando de Alejandro III el Magno. En los siglos II y I a. de C., Asia Menor fue ocupada por los romanos, que después dejarían paso al Imperio bizantino, cuya capital fue Constantinopla o Bizancio (hoy Estambul). Durante el siglo XI, Asia Menor fue invadida por los selyúcidas turcos, que fueron derrotados por el pueblo mongol, bajo mandato de Gengis Kan. En Anatolia los turcomanos formaron una serie de principados bajo la soberanía de Rum, que estaba ya dominado por los mongoles.

Los otomanos se colocaron a la cabeza de los principados turcomanos. Osmán I fue el fundador de la dinastía otomana. La expansión otomana en Europa empezó con el reinado de Orjan. Los otomanos ocuparon varios territorios bizantinos en Tracia y Macedonia y la hija del emperador fue entregada a Orjan en matrimonio. Los otomanos ocuparon Gallípoli y atacaron las posesiones bizantinas que quedaban en Europa. La decadencia del Imperio otomano comenzó con el fin del reinado de Solimán I y continuó hasta el fin de la I Guerra Mundial.

Durante el siglo XIX, los pueblos no turcos del Imperio lucharon por conseguir su independencia. Grecia fue el primer país en hacerlo en 1829, y siguieron distintas revueltas por parte de serbios, búlgaros, albaneses y armenios de Anatolia oriental. Al estallar la I Guerra Mundial, los alemanes les ofrecieron a los turcos recuperar las provincias perdidas en Europa y los barcos de guerra turcos confiscados por los británicos, por lo que Turquía participó en la guerra en 1914 como aliada de Alemania.
El gobierno turco se rindió y pasó a estar bajo la autoridad de las fuerzas aliadas, dirigidas por los británicos. En reacción a los tratados de paz y a la posterior invasión de Grecia, surgió un movimiento nacionalista turco en Anatolia bajo el mandato de Mustafá Kemal Atatürk. Durante la guerra de la Independencia turca (1918-1923), Atatürk expulsó a las fuerzas de ocupación griegas, inglesas, francesas e italianas y consiguió firmar el Tratado de Lausana (1923) según el cual las zonas turcas de Tracia oriental y Anatolia formarían parte de un único Estado.
Tras esta victoria, se proclamó la república de Turquía con capital en Ankara y en 1923 se abolió el sultanato. Mustafá Kemal Atatürk fundó el nuevo estado independiente del gobierno otomano, en 1923 y fue su presidente hasta su muerte en 1938. Atatürk fue sucedido en la presidencia por Ismet Inönü. En 1945 Turquía declaró la guerra a Alemania y Japón. Inönü democratizó el régimen y permitió la introducción de partidos políticos de oposición. En 1950 triunfó en las elecciones generales el Partido Democrático, dirigido por el presidente Celal Bayar, mientras que el Partido de la República de Atatürk entraba a formar parte de la oposición. Süleymán Demirel, el noveno presidente de Turquía, ocupó el cargo de presidente hasta el año 2000. Desde este año, el jurista Ahmet Necdet Sezer, anteriormente presidente del Tribunal Constitucional, se convirtió en presidente de Turquía.

Arte

En el arte turco hay influencia de antiguas civilizaciones, como los otomanos, y de las culturas occidentales. Los monumentos públicos son, en esencia, representaciones heroicas de Mustafá Kemal y conmemoraciones bélicas de la guerra de Independencia turca. Turquía cuenta con teatros de ópera en Estambul y Ankara, con una Academia de Bellas Artes en Estambul, tres conservatorios y un conjunto de música popular nacional, además de varias instituciones culturales.
Las mezquitas abundan en Estambul, Edirne, Bursa y otras ciudades. El antiguo Palacio del Sultán es hoy un impresionante museo que reúne los tesoros del profeta Mahoma. Entre las principales bibliotecas están la Biblioteca Nacional en Ankara y la Biblioteca Estatal de Beyazit, en Estambul.
La influencia griega se conserva en algunos monumentos como la Acrópolis de Pérgamo, la Biblioteca de Éfeso, las ruinas de Hierápolis en Pamukkale y el Mausoleo de Halicarnaso, una de las siete maravillas del mundo, en Bodrum. También hay influencias romanas como las iglesias de Santa Sofía y Santa Irene, y las Cisternas, todas en Estambul. Del arte bizantino destacan las iglesias rupestres de Capadocia, y del periodo selyúcida, destacan las mezquitas de Konya, Sivas y Kayseri. Del imperio otomano destacan mezquitas y palacios de gran riqueza ornamental.

Otros viajes a países del mundo

Chile

Chile

El Estado de Chile ocupa la parte extrema meridional de la costa occidental de América del Sur en forma alargada. Limita con Perú, Bolivia y Argentina. Además de con el Polo sur y...

Emiratos Árabes Unidos

Emiratos Árabes Unidos

Los Emiratos Árabes Unidos forman un estado federal constituido en 1971 y compuesto por siete estados independientes de la llamada "Costa de los Piratas", en el Golfo Pérsico: Abu...

Kiribati

Kiribati

Kiribati es un estado independiente localizado en la zona central del Océano Pacífico, que cuenta con una bella naturaleza virgen y donde el turista se topará con un bello entorno...

El tiempo

El tiempo

Información del tiempo, pronostico, temperatura... de ciudades españolas y extranjeras.

Callejero

Callejero

Los mapas del Callejero HispaVista son la mejor solución para hallar todas las calles, polígonos, hostales, etc.

Busca fácilmente y con rapidez en el mapa de todas las provincias y ciudades de España. Puedes buscar en un mapa de provincia, un mapa de localidad, etc. Este callejero te permite, por ejemplo, encontrar hostales en Madrid o una calle determinada mediante un mapa completo de cada población.

Consulta también Páginas Amarillas para ayudarte en tus búsquedas.

Política de cookies |